Cuáles son los candados más seguros?

Seguramente sabes que en el mercado hay una gran cantidad de candados, por lo que si buscas un candado para proteger alguno de tus bienes, seguramente tendrás la duda que a la mayoría se nos presenta: cuál candado es el más seguro?

Lo primero que debes saber es que dependiendo dónde lo vayas a colocar habrán unos mejores que otros, por lo que lo primero que tienes que tener claro es saber lo que quieres proteger? Ahora te daremos unos consejos para ayudarte en tu selección.

Uno de los candados más conocidos es el candado de arco, y es a la vez el más vulnerable, ya que al tener tanto espacio del arco descubierto puede ser fácilmente cortado, cizallado con sierras, cizallas, palancas o simplemente arrancado .

Por lo que si noy hay razones especiales para que selecciones éste tipo de candado mejor inclínate por otro modelo.

Qué debes tomar en cuenta a la hora de seleccionar un candado?

Tamaño del candado.

Una de las  característica más importante es el tamaño, en éste caso se aplica el lema de cuánto más grande mejor, generalmente hay muchos tamaños diferentes para una marca y modelo de candado. Cuánto más grande es el candado tendrá más resistencia al ser golpeado o serrado.

Cómo escoger un candado según tus necesidades
Diferentes formas y tamaños de candado. Cuál es mejor? Depende de tus necesidades

Acorazado o monobloque: cuál es mejor?

Los candados acorazados son aquellos que tienen una coraza de acero para proteger el cuerpo que generalmente es de latón mientras que los monobloques tienen todo el cuerpo de acero. Ambas opciones son mucho más resistentes que los de aluminio, latón  o de aleaciones de aluminio y zinc.

 

Candados recomendados para cortinas metálicas enrollables.

Lo más recomendado son los acorazados o monobloques, ya que al cerrar especialmente si son rotatorios no se verá el vástago de cierre. También son los más recomendados para puertas, cadenas y siempre que puedan emplearse.

También existen en el mercado los candados acorazados de doble vástago de cierre, que recomendamos para cerrar simultáneamente dos ojales que están a cierta distancia  o cuando se quiere poder separar un lado del cierre, dejando el candado fijado en el otro lado (por ejemplo en puertas dobles o cuando se usan cadenas).

Candados para cadenas.

Existen candados diseñados especialmente para ser usados en las cadenas: son más compactos y fáciles de transportar, además se colocan en la misma dirección que la cadena haciendo que la misma se  alargue.

Estos candados son acorazados.Sin embargo, lo más común es colocar los de arco o los acorazados.

Candados a prueba de corrosión.

Si vamos a colocar el candado en una zona de alta corrosión, se recomienda buscar aquellos con protección marina

Candados para furgonetas.

Aunque muchas furgonetas tienen cerradura en la puerta, vemos la mayoría de las puertas cerradas con los tradicionales candados, recordemos como hemos dicho que cualquier candado podrá servir pero es recomendable buscar el adecuado para cada caso, ya que han sido diseñados pensando en las necesidades y brindando la seguridad que se busca.

En este caso, la cerradura está fijada en la carrocería y se cierra por empuje, por lo que no hay que estarlo sacando y poniendo cada vez que necesitemos abrir la puerta de la furgoneta, son seguras (tienen protección para que no puedan abrirse con taladro) y son de acero inoxidable.

Candados para motos.

Son candados con características especiales que protegerán tu vehículo de manos malintencionadas, muchas veces son complemento a alarmas que puede traer ya instalada tu moto.

Los candados más básicos y económicos que podemos encontrar en el mercado son, los de tipo cadena de diferentes longitudes que te ofrece gran seguridad, son elaborados en acero inoxidable para evitar que puedan ser cortados.

Otro candado para motocicletas, sencillo y económico es el tipo horquilla.

Candados para bicicletas.

Otro bien a proteger y que está muy expuesto a ser robado, son nuestras bicicletas, por lo que es muy importante protegerlas con candados especiales. Los más económicos que encontramos, son los de tipo espiral de diferentes longitudes y elaborados en acero inoxidable para una buena seguridad. Estos candados podremos encontrarlos con o sin combinación de 4 dígitos.

Consejos para elegir el candado.

Además de lo dicho anteriormente, hay ciertas consideraciones que hay que tener en cuenta en tu elección.

Que valor tienen los bienes que quieres proteger?

Seguro estarás de acuerdo que nadie estará dispuesto a pagar lo mismo por una candado para proteger la taquilla del gimnasio, dónde la mayoría de las veces no dejamos nada de valor que por un candado que protegerá la entrada de nuestro negocio. El precio de un candado viene determinado por los siguientes factores:

Material con que está elaborado el cuerpo y el arco: Podemos encontrar candados elaborados de aluminio, aleación de zinc, latón y  acero inoxidable que lógicamente tienen mayor resistencia unos que otros, siendo el acero el de mayor seguridad, especialmente si en la elaboración del mismo, se han practicado procesos adicionales como el cementado y el endurecimiento.

El cierre del arco.  Un candado de alta seguridad, será aquél que resulta más difícil de ser abierto al ser forzado entre la unión del cuerpo y del arco. Los candados de alta seguridad tienen un sistema de cierre con bolas de acero, mientras que los otros cierran  mediante un doble enganche con muelles.

La cerradura. Las llaves comunes de sierra son menos seguras que las de puntos, por lo que si buscamos alta seguridad recomendamos una llave de éste último tipo.

Retención de llave. El sistema más seguro es el que mantiene la llave pegada a la cerradura cuando el candado está abierto.

Medir el espacio interior de la argolla o enganche donde se colocará el candado.

Antes de comprar el candado,  asegúrate que el que estás seleccionando no tiene el arco más grueso que la argolla o enganche por dónde lo vamos a introducir. También existen portacandados que nos pueden ayudar si no encontramos el grosor adecuado.

Saber qué longitud de arco es la adecuada.

Otro aspecto a considerar es el largo el arco del candado, la mayoría son de lo que conocemos como arco normal o corto y arco largo, pero también están los extralargos y de longitud adaptable, por lo que es importante medir el lugar dónde lo colocaremos de manera que se de fácil apertura. Si no hay mucho espacio, es recomendable los de arco largo o extralargo.

Condiciones climatológicas a las que estará expuesto el candado.

Si vamos a colocar el candado dentro de nuestra casa, local, gimnasio o en cualquier otro lugar que no estará expuesto al frío, agua, corrosión marina, etc. podemos escoger un candado sencillo de latón o  aluminio; si nos vamos al otro extremo, es decir sabemos que nuestro candado estará a la intemperie deberemos buscar preferiblemente uno de acero inoxidable que son los más resistentes a la corrosión y en una situación intermedia nos valdrán los de latón con baño de níquel.  

Que es mejor candado de cierre con llave o con combinación.

Seguramente, muchos pensamos que los candados de combinación son más seguros que los de llave, pues te diremos que aunque no lo parezca, es todo lo contrario. Si bien es cierto que los de combinación, muchas veces usados en maletas, taquillas de gimnasio, etc. son más cómodos ya que no corremos el riesgo de perder la llave son más inseguros. Hay candados de combinación sólo con tres rodillos con 10 dígitos cada uno, lo que da únicamente 1.000 combinaciones, que se traducen a un máximo de 1.000  pruebas, que con paciencia pueden colocarse y descubrir la correcta.

Aunque no es muy común existen candados con combinación y llave y más recientemente, con llave magnética.

Otra decisión a tomar en cuenta: candado de llaves desiguales, de llaves iguales o amaestrado.

– Llaves desiguales. Es la forma más común de  comprar los candados, cada candado, cuando  se compra viene acompañado de dos o tres llaves únicas que sólo abrirán ese candado. En caso de necesitar más llaves, podrán hacerse copias de esas mismas llaves.

– Llaves iguales. A veces necesitamos colocar varios candados en una zona relativamente pequeña, lo más práctico para no llevar tantas llaves y poder abrirlos de una manera más rápida es que todos ellos puedan abrirse con la misma llave.

– Candados amaestrados. Se emplean en una instalación o edificio donde se precisan numerosos candados y deben jerarquizarse en niveles de acceso. Así, una llave maestra abre todos los candados del sistema y las llaves de niveles inferiores pueden abrir varios candados a la vez o solo uno cada una.

Cerrar menú
×
×

Carrito